Los Juegos Paralímpicos

Disciplina más reciente del Ciclismo Paralímpico, la competición de pista empezó solamente en los Juegos de 1996, en Atlanta. La disputa es como la Olímpica, se divide en pruebas a contrarreloj, persecución y velocidad.

El tándem, de dos lugares, es una de las bicicletas que los atletas con deficiencia visual o baja visión utilizan en las pruebas de pista y se identifican por la letra B (del inglés blind, o ciego en español). Como ocurre en las pruebas de Atletismo, hay un atleta-guía, que en el caso del Ciclismo se llama piloto y se sienta en el asiento delantero.

Además de los atletas con deficiencia visual, los amputados participan de las pruebas de pista y se dividen en cinco clases. La adaptación de las bicicletas varía desde el accionamiento de frenos y cambios, hasta prótesis y ortesis hechas para la competición – como las que se usan para sujetar el manillar. Se identifican esas clasificaciones por la letra C.

El formato del torneo cambia según el evento pero la dinámica de las pruebas se parece a las pruebas Olímpicas de pista - reglas de la Unión Ciclista Internacional (UCI en francés) también rigen el ciclismo Paralímpico pero la organización se encuentra bajo la responsabilidad del Comité Paralímpico Internacional (IPC en inglés).