Los Juegos Olímpicos

Práctica centenaria, el Tiro tuvo sus orígenes en Europa —en países como Alemania, se fundaron clubes hace más de 500 años—. La popularidad del deporte creció en naciones de lengua inglesa con la creación de organizaciones de tiradores en Inglaterra, en 1859, y en los Estados Unidos, en 1871.

Para el ingreso al programa olímpico, el principal incentivador de la disciplina fue el Barón de Coubertin, fundador de los Juegos de la Era Moderna. Campeón francés de pistola, él incluyó el Tiro Deportivo ya en la primera edición de la competición, en 1896, en Atenas.

En 1907, se creó la Federación Internacional de Tiro Deportivo (ISSF en inglés). A lo largo de los años, el deporte presentó cambios significativos para popularizarse: los eventos acompañan las evoluciones tecnológicas de las armas de fuego, y los blancos empezaron a tener una forma circular para que no recordasen animales o personas.

El Tiro solo estuvo ausente en dos ediciones de los Juegos. Primero en San Luis, en 1904, y en Ámsterdam, en 1928, por un conflicto entre la ISSF y el Comité Olímpico Internacional (COI), que no concordaba con los premios en dinero de algunas competiciones del deporte, lo que caracterizaba profesionalismo.

La disciplina regresó al programa olímpico en la edición de Berlín, en 1932, y las mujeres participaron por primera vez en 1968, en Ciudad de México, en eventos mixtos que duraron hasta la edición de Moscú, en 1980. Se organizaron los primeros eventos exclusivos para mujeres solamente en Los Ángeles, 1984.

Se usan tres tipos de armas en los Juegos Olímpicos. En los eventos con carabina y pistola, los competidores deben acertar un blanco dividido en diez circunferencias desde una distancia de 10, 25 o 50 metros. Dependiendo de la disputa, tienen que disparar de pie, de rodillas o acostados. Con el rifle, los tiradores dirigen la puntería a blancos móviles, lanzados desde arriba y a su frente.

Las reglas son distintas según la prueba, lo que incluye distancia, tipo de blanco, posición de disparo, número de disparos y tiempo disponible para disparar por participante. Las disputas se dividen en fases de clasificación y finales —el vencedor es el que suma más puntos—.