Los Juegos Olímpicos

El deporte que mejor define el lema olímpico, citius, altius, fortius (“más rápido, más alto, más fuerte” traducido del latín), el Atletismo, está presente desde la primera edición de los Juegos en la Antigüedad, en 776 A. C. En aquel año, Corebus de Elis fue el primer campeón olímpico al vencer una prueba llamada stadium, una carrera en un recorrido de 192 metros.

Posteriormente, la Grecia Antigua vio surgir muchas otras pruebas de carrera, saltos y lanzamientos. Otra competición de éxito era el Pentatlón – que mezclaba, aparte del stadium, salto de longitud, lanzamiento de disco, lanzamiento de jabalina y lucha. Siglos más tarde, había eventos para premiar al competidor más completo como parte de las atracciones de ferias y festivales por toda Europa.

Con tanta tradición y popularidad, no fue una sorpresa que el Atletismo ocupara un lugar destacado en el programa de los primeros Juegos Olímpicos Modernos en 1896. Se disputaron 12 medallas en Atenas, todas en competiciones para hombres. Las mujeres empezaron a participar en la edición de Ámsterdam, Holanda, en 1928 y actualmente poseen un programa de disputa casi igual que el masculino.

Algunos años antes que eventos femeninos formaran parte del programa olímpico de Atletismo, en 1912, 17 países crearon la entidad que es hoy la Federación Internacional de Atletismo (IAAF en inglés), para estandarizar las reglas, criterios y récords mundiales.

Se divide el deporte en pruebas de pista, de ruta, de campo y las combinadas. Las primeras incluyen distintos tipos de carrera: lisas (de 100, 200, 400, 800, 1500, 5000 y 10000m), de relevo (4×100m y 4×400m), de vallas (110 metros para hombres, 100m para mujeres y 400 metros para hombres y mujeres) y con obstáculos (3000m). Las pruebas de ruta son el maratón (aproximadamente 43 km, o 42195m) y la marcha atlética (20 y 50 km, la última solamente para hombres). Los vencedores son los que terminan el recorrido en primer lugar.

Las pruebas de campo incluyen eventos como saltos de longitud y triples, de altura y con pértiga; las pruebas de lanzamiento de peso, de martillo, jabalina y disco. En ellas, el atleta con el mejor desempeño en relación con los demás competidores recibe la medalla de oro.

A su vez, las pruebas combinadas miden la versatilidad de los atletas y se disputan en dos días consecutivos. Para los hombres existe el decatlón, con diez eventos: 100m lisos, salto de longitud, lanzamiento de peso, salto de altura, 400 metros lisos, 110 metros con vallas, lanzamiento de disco, salto con pértiga, lanzamiento de jabalina y 1500 metros lisos. Las mujeres compiten en siete pruebas, el llamado Heptatlón: 100 metros con vallas, salto de altura, lanzamiento de peso, 200 metros lisos, salto de longitud, lanzamiento de jabalina y 800 metros lisos.

En el Atletismo, los eventos empiezan con la disputa de eliminatorias. Los mejores competidores o equipos avanzan hasta la final, que vale medallas. El sistema es diferente en las pruebas combinadas: el desempeño de cada atleta vale puntos, y su suma a lo largo de dos días de competición es lo que determina el podio. Véa informaciones técnicas sobre Atletismo.